La Raspa
Moscatel Alejandría y Doradilla

ESPIRITU MEDITERRANEO. DIVERTIDO, FRESCO Y SALINO.

Viticultura

El paisaje de la Axarquía se caracteriza por empinadas laderas plagadas de pequeños viñedos. La pobreza de los suelos de pizarra y la antigüedad de las plantaciones, unido a la viticultura heroica de los viñeros y mulas de la zona, hacen que las producciones sean pequeñas y de gran calidad. La uva de La Raspa procede de un conjunto de pequeñas parcelas donde prevalece la frescura.

Variedades

Moscatel Alejandría: La reina de la Axarquía, también conocida como Moscatel de Málaga. Considerada una de las castas más antiguas que quedan sin modificar genéticamente y que aún persisten. Destaca por su gran potencial aromático y frescura.

Doradilla: Autóctona de las Sierras de Málaga, con muy poca superficie plantada. Es una variedad sutil en aromas que en boca aporta volumen y unos toques salinos muy interesantes.

Vendimia

La vendimia se realiza a mano, en pequeñas cajas, que las mulas se encargan de sacar a las veredas de los viñedos. Como particularidad de la Axarquía cada racimo es colocado en la caja de manera ordenada con el pedúnculo hacia fuera.

Elaboración

Se fermenta cada una de las variedades por separado, de manera espontánea y en pequeños depósitos de acero. Una vez finalizada la fermentación se ensambla y se cría durante 5 meses en trujal de hormigón sobre sus lías.